¿Es la Edad un obstáculo para el amor?

Home » Amor » ¿Es la Edad un obstáculo para el amor?

Me imagino muchos de Ustedes han escuchado, bailado y tarareado la famosa canción de Caballo Viejo que en uno de sus párrafos dice: “Cuando el amor llega así de esta manera uno no tiene la culpa quererse no tiene horario ni fecha en el calendario cuando las ganas se juntan”. Y esto, aunque puede ser muy cierto, aun en esta época la gente se muestra recelosa a aceptar parejas con grandes diferencias de edad y mas si es la mujer la que dobla la edad de su compañero.
Tal parece que estamos socializados para esperar que en una relación amorosa el hombre sea mayor en edad que la mujer, pero como en todo, siempre hay excepciones. En todos los tiempos han existido parejas en las que la mujer es mayor que el hombre, o viceversa, pero actualmente se ha convertido en algo habitual ver parejas que muestran una gran diferencia de edad. Es una situación que ya no se esconde sino que es un amor que se exhibe igual que cualquier otro.
Pero pese a esta aparente aceptación, aun vemos como mientras las relaciones en las que el hombre es marcadamente mayor que la mujer han sido aceptadas, aquellas en las que la mujer resulta la mayor, siguen siendo mal vistas. Provocan comentarios maliciosos que se centran en los posibles beneficios sexuales que obtendría la mujer a cambio de sus recursos económicos. Lo que no tienen en cuenta, es que quizás, un hombre joven puede hacer una buena elección centrándose en una mujer madura. Éstas ofrecen una mayor calidez, tolerancia y estabilidad que las mujeres jóvenes.

La mujer madura tiene la experiencia necesaria para darse cuenta de que no hay que esperar al hombre perfecto. Conoce sus fallos y los acepta. No espera que su pareja se convierta en el príncipe de los cuentos de hadas. Esto aporta mayor seguridad a los hombres, que buscan en la mujer madura calor, comprensión y amor.

Por otra parte que el sea el mayor sigue siendo la opción más común y aceptada dentro de las parejas con diferencia de edad. Pero lo importante no es la aceptación sino el porque. Y es que los hombres maduros buscan en una mujer joven la posibilidad de seguir viviendo la vida con plena intensidad. Necesitan sentir que todavía pueden seguir disfrutando al máximo de todo lo que les rodea. En cambio, las mujeres jóvenes, generalmente, buscan en un hombre maduro la protección que en su infancia no sintieron por la ausencia de la figura del padre.
Lo que no podemos negar y sigue siendo una realidad es que las parejas “disparejas” en edad siguen siendo objeto de críticas y prejuicios de la sociedad y la familia.
Extensos debates sobre si es realmente amor lo que los une o interés se dan en el diario vivir de amigos y familiares de estas parejas. Las familias incluso se muestran poco comprensivas; y sus críticas, en ocasiones, llegan a ser muy hirientes.
Estas críticas pueden ser afrontadas si se mantiene la calma y se conocen las verdaderas razones por las que se ha formado la pareja y los puntos fuertes que le dan solidez. Las murmuraciones maliciosas no deben ser tomadas en cuenta
Ahora no nos podemos apartar de que algunas veces estas criticas pueden ser ciertas, es claro que muchas veces el dinero, la fama y el poder, están por encima del cariño, aunque algunos no quieran darse cuenta. Pero abrir los ojos solo le corresponde a el o ella.

Claudia Campos. MHS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *