Función Sexual y Menopausia

Home » Mujer » Función Sexual y Menopausia
Función Sexual y Menopausia

La menopausia es un tema que habitualmente esta envuelto en mitos y tabúes y en la gran mayoría de los casos es producto del sexismo en nuestra sociedad. Se piensa que la mujer puede perder su vitalidad o cesar su  capacidad de disfrute sexual. En gran medida estos hechos se deben a que  la sexualidad se ha vinculado a dos características: juventud y belleza. Y quienes por una u otra razón no cumplen con los cánones establecidos se consideran fuera de las posibilidades de disfrute. Y esto es precisamente lo que la mayoría de las personas piensan acerca de la menopausia, que supone el fin del atractivo, del placer y de la vida sexual femenina.

Ahora bien, no podemos desconocer que la menopausia conlleva una serie de cambios fisiológicos que alteran la respuesta sexual femenina y que pueden afectar la relación sexual, si no son atendidos. Por ejemplo, la disminución de la producción de estrógeno, produce resequedad y falta de lubricación vaginal. Las paredes vaginales se hacen más delgadas y menos flexibles, causando a veces picazón, ardor o dolor durante el coito. La vulva también experimenta cambios, los labios se resecan y pierden elasticidad, el tejido que recubre el clítoris se adelgaza, produciendo mayor sensibilidad e irritabilidad. Sin embargo todas estas alteraciones del organismo, pueden dejar de ser “molestas” con el adecuado tratamiento medico, que puede ir desde el simple uso de cremas o jaleas lubricantes para evitar la resequedad, hasta un tratamiento con medicamentos que debe ser recetado y supervisado por su ginecólogo/a. Pero definitivamente, todas tienen remedio.

Múltiples investigadores han anotado como la actividad sexual repetida mantiene las condiciones de la mucosa vaginal aunque haya deprivación estrogénica. Y han demostrado que las mujeres posmenopáusicas que se mantienen activas sexualmente, desarrollan con mucha menor frecuencia la atrofia vaginal, lo que no sucede con las que están inactivas sexualmente.

En si, la clave para mantener una sexualidad sana tras la menopausia es el conocimiento y la aceptación de los cambios del organismo en esta época de nuestras vidas, así como ajustarnos a ellos y… no sobra una buena dosis de autoestima, una actitud de amor para consigo misma, de aperura al cambio y de deseo de disfrutar y vivir.

Claudia Campos. MHS

Comments are closed