Hambre y Hormonas: llave peligrosa

Home » Cuerpo » Hambre y Hormonas: llave peligrosa

A cualquier persona que se le pregunte ¿Por qué comemos?  Tendria multiples opciones de respuesta: por hambre, porque le gusta, porque sabe bien, otras quizá contestarían porque están aburridas, molestas, o deprimidas.

La verdad es que a veces pensamos que el tener hambre y comer es lo mas natural y aunque en realidad es asi, cuando el hambre esta fuera de control o lo que es peor nada nos deja satisfechos, puede ser que nuestras hormonas están fuera de balance.

¡Sí, es cierto – las hormonas! Generalmente se piensa que comemos porque la comida es deliciosa, o por satisfacción y el hecho es que, si hay desequilibrio hormonal, esto puede causar que usted sienta “hambre” cuando en verdad no la tiene.

Generalmente es una reacción hormonal en cadena, un circulo vicioso.  Veamos, cuando usted se siente cansado o estresado, hay aumento en los niveles de una hormona llamada cortisol, tambien llamada la hormona del estrés.  El cortisol es liberado por el cuerpo para proveer energía y poder responder a un problema mental o físico. Y a su vez los aumentos de los niveles de cortisol aumentan la producción de insulina en el cuerpo y esta es la llamada “hormona de la grasa”.

Unos niveles saludables de insulina ayudan a regular el azúcar en la sangre del cuerpo, pero cantidades excesivas de insulina envian la señal al cuerpo de almacenar calorías de los alimentos en forma de grasa, en lugar de utilizarlos como energía.
Por eso el resultado es a menudo un círculo vicioso en el que su cuerpo usa los alimentos de manera inadecuada y por eso Usted se sigue sintiendo con hambre, y  cada vez usted nota que su cintura se expande, el peso sube y esto  conduce a mayor estrés, y así se inicia el ciclo de nuevo.

Las fiestas de fin de año a muchas personas les causa estrés, o peleas con su pareja o la familia y esto a su vez mas ansiedad y tension. Y buscan regfugio en la comida.
¿La solución? Atacar el problema desde todos los puntos.  A parte de buscar un espacio para respirar, relajarse y hacer algo de meditacion. El ejercicio es la respuesta mas integral.

No se trata de hacer dietas terribles y mas en esta época del año que comienza y sabemos que eso es imposible. Lo primero intente tener un régimen de ejercicio regular, con tan solo caminar todos los días 30 minutos a paso ligero, Usted vera el cambio. No sólo se queman más calorías, sino que libera endorfinas, que reducen los niveles de cortisol y mejoran su sensación de bienestar.  Y así podrá disfrutar mas de las cenas y delicias de este fin de año.

Claudia Campos. MHS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *