La Química del Amor

Home » Amor » La Química del Amor
La Química del Amor

Muchas veces hemos oído o dicho que entre dos personas “hay química” y esto para referirnos, a la atracción, al deseo o el gusto por esa otra persona. Y es una excelente definición pues seguramente entre estas personas se ha establecido un fluido dialogo hormonal, responsable de ese deseo mutuo.

Y este dialogo hormonal tiene su propio lenguaje llamado: feromonas.  Substancias químicas naturales segregadas por el cuerpo a través de la transpiración cuyo olor se desprende y flota por el aire, pudiendo ser captado por quien está cerca nuestro y tienen un papel fundamental en la comunicación sexual ya que son las que se encargan de atraer al sexo opuesto para conquistarlo.

Es curioso pero el sentido del olfato no lo capta, sin embargo hay un pequeño órgano en la nariz, ubicado cerca del tabique nasal, llamado órgano vomeronasal que tiene la función de ser el receptor del mensaje de las feromonas y solo actúa entre animales de la misma especie. El caso es que lo que el órgano vomeronasal capta no se registra conscientemente pero su impulso sensorial va directamente al hipotálamo, la parte del cerebro que controla las emociones y la excitación sexual.

Lo cierto es que hoy en día debido a las propias normas que nos imparte la cultura, muchas personas utilizan feromonas sintéticas ya que las normas sociales nos impone un comportamiento higiénico que nos priva de feromonas; duchas diarias, perfumes fuertes, lociones que tapan las secreciones corporales, y mucha ropa que no deja ni medio centímetro de piel al aire. Tal vez esta sea la razón de que en el verano hay mas amores y pasiones o la clave de los caribeños para ser un poco más irresistibles que el resto de los mortales, mucha piel al aire todo el año, más calor lo que implica más transpiración…

Lo cierto es que las feromonas propias o sintéticas ayudan a potencializar la vida sexual, a ser sexualmente irresistible, atraer a miembros del sexo opuesto y por supuesto a aumentar la autoestima.

Así que tal parece que ya no hay amor a primera vista…si no a primer olfato.

Claudia Campos. MHS.

Comments are closed