Los Ejercicios De Kegel

Home » Mujer » Los Ejercicios De Kegel
Los Ejercicios De Kegel

¿El músculo que?  Es la respuesta más común de muchas mujeres que desconocen que existe el músculo pubo-coccigeo y la importancia de mantenerlo  en buenas condiciones. Ya que con el paso del tiempo este músculo puede perder firmeza.  Por lo general esto sucede después del parto o a causa de cambios que ocurren durante la menopausia. Pero igualmente las mujeres jóvenes también pueden tener débil este músculo. De allí la importancia que las mujeres no importa la edad, ejercitemos el músculo pubo-coccigeo.

El músculo pubo-coccigeo se extiende desde el hueso púbico hasta el coxis – el hueso que se encuentra al final de la espina dorsal -. Este músculo forma un soporte para los órganos pélvicos. En las mujeres, este músculo rodea la vagina, recto y la uretra.

Fortaleciendo el músculo pubo-coccigeo los beneficios que se pueden obtener son:

  • Reducir la tensión de la incontinencia urinaria. Esta es una condición donde el orín accidentalmente puede escapar cuando una mujer ríe, estornuda, corre, tiene un orgasmo o hace cualquier actividad que causa presión en la vejiga.
  • Facilita el parto, ya que si este músculo esta en buena condición una mujer puede conscientemente relajarlo en el momento del parto, ayudando así al paso del bebe.
  • Reduce el daño al área pélvica causado por estiramiento durante el embarazo, o el parto. Un músculo fuerte ayuda a que la vagina vuelva a su tamaño original después de haber dado a luz, y acelera la cicatrización en el área pélvica.
  • Ayuda al Vaginismo. El Vaginismo es una condición que ocurre cuando los músculos alrededor de la vagina se contraen, impidiendo tener relaciones sexuales, a causa del dolor que se presenta durante el coito.
  • Ayuda a las mujeres en la menopausia y después de ella, a que mantengan una apropiada lubricación, fuerza y elasticidad en el área vaginal.
  • Aumenta la habilidad de tener orgasmos. Ya que el ejercitar el músculo pubo-coccigeo incrementa la vasocongestión es decir trae mas sangre al área vaginal durante el acto sexual.

 CÓMO EJERCITAR EL MUSCULO PUBO-COCCIGEO?

El Dr. Arnold Kegel en década de los 50s desarrollo una serie de ejercicios que llevan su nombre, “los ejercicios de Kegel”, cuyo fin principal es ejercitar y fortalecer el  músculo pubo-coccigeo en la mujer. Son ejercicios fáciles de hacer,  aumentan el estado de salud e incrementan la satisfacción sexual.

Lo primero que hay que hacer es localizar el músculo pubo-coccigeo. La manera más fácil de saber de que músculo estamos hablando es sentarse en el inodoro y en el momento de orinar, tratar de parar el orín. En esta posición el único músculo capaz de parar el orín es el músculo pubo-coccigeo. Si el músculo es fuerte y firme no le costara mucho parar el orín. Muchas mujeres no podrán parar el orín fácilmente y otras no podrán hacerlo en lo absoluto.

Después de haber localizado el músculo pubo-coccigeo y sienta que tiene un poco de control sobre él, puede hacer los siguientes ejercicios.

  1. Apriete el músculo y mantengalo así por espacio de unos seis segundo y después relájelo por seis segundos. Poco a poco vaya aumentando el tiempo. Asegúrese de mantener el músculo abdominal relajado.
  2. Hale muy despacio el musculo pubo-coccigeo hacia arriba, como si quisiera halar algo dentro de su vagina. Manténgalo en esta posición por seis segundo y después relájelo completamente.
  3. Relaje el área pélvica y exhale mientras empuja el músculo hacia abajo, dirigiendo la fuerza hacia la vagina. Mientras esta haciendo esto contraiga el músculo y después relájelo.
  4. Apriete y relaje el músculo pubo-coccigeo rápidamente por uno o dos segundos cada vez.

Se recomienda hacer estos ejercicios tres veces al día, todos los días  y comenzar con una repetición de diez veces cada ejercicio y aumentar el numero de repeticiones a las seis semanas.

Si su músculo es muy débil quizá no notara ninguna diferencia hasta después de muchas semanas de haber empezado los ejercicios. Pero usted debe continuar haciéndolos. Ya que muchos estudios han demostrado que casi todas las mujeres han respondido positivamente a estos ejercicios si se hacen correctamente.

También es importante que consulte con su medico acerca de estos ejercicios, él podrá orientarla mejor sobre como hacerlos adecuadamente y sobre sus beneficios.

Claudia Campos MHS

Comments are closed