Vaginismo: Del Temor Al Dolor

Home » Eventos » Vaginismo: Del Temor Al Dolor
Vaginismo: Del Temor Al Dolor

Una de las disfunciones sexuales femeninas que junto a la dispareunia también causa un fuerte dolor a la hora de la intimidad es el vaginismo;  definido este como la imposibilidad de realizar el acto sexual, debido a la  contracción  involuntaria y condicionada (espasmo) de los músculos de la parte inferior de la vagina como resultado de un deseo inconsciente de la mujer de evitar la penetración.

El dolor del vaginismo puede impedir la penetración, resultando a menudo en una ausencia de consumación del matrimonio. En algunos casos, las mujeres que padecen de vaginismo pueden gozar de los juegos sexuales, e incluso alcanzar el orgasmo siempre que no se produzca penetración o coito.

El vaginismo es una respuesta aprendida y la mayoría de las causas son de índole psicológica,  la falta de información sexual o falta de comunicación, que conducen al miedo o temor; experiencias traumáticas, violación, abusos sexuales,  miedo al embarazo, el temor a ser controlada por un hombre o a perder el control o al dolor durante el coito (una idea errónea de que la relación sexual es necesariamente violenta). Otra causa  que se ve con frecuencia  se debe a una dispareunia, que causa dolor al intentar el coito. Incluso tras eliminar la causa de la dispareunia, el recuerdo del dolor puede perpetuar el vaginismo. En estos casos, el dolor es exclusivamente mental y solo puede ser tratado por medio de una adecuada terapia psicológica, con la que generalmente se logran excelentes resultados.

Afortunadamente el vaginismo, con la excepción de problemas anatómicos muy específicos (trastornos óseos de la pelvis, o estructuras anormales en la vagina) que se pudieran presentar, esta disfunción se puede evitar y curar en corto tiempo; siempre y cuando se busque la ayuda profesional, que determinara la causa o causas y el adecuado tratamiento. Y por supuesto un compañero solidario y amoroso que ayude en el proceso de recuperación del erotismo y la intimidad.

Claudia  Campos. MHS

Comments are closed